Últimos temas
» Un Joc Divertit: VERITAT ò MENTIDA
29/02/16, 12:18 pm por VlCTUR

» ALFABETO EMOCIONAL...
23/09/15, 11:32 pm por VlCTUR

» El domini de les emocions, clau en el treball i fora d'aquest
22/09/15, 06:44 pm por VlCTUR

» M'han ajudat a eliminar un xic de burriqueria.
21/09/15, 11:01 pm por VlCTUR

» Música de la Terra
23/09/14, 09:46 am por VlCTUR

» Per a Pantera.
26/05/14, 03:25 am por VlCTUR

» Bona tarde de¨fret ivent
07/05/14, 02:56 am por VlCTUR

» Bon Fret i molta pluja
01/02/14, 02:33 pm por greta

» Bonas festes Nadalenques i Any Nou
16/01/14, 02:19 pm por greta


CONFESIONES DE ÁFRICA,

Veure tema anterior Veure tema següent Ir abajo

CONFESIONES DE ÁFRICA,

Missatge  Selene el 26/05/10, 04:06 pm

Soy África.

Sí, aunque suene mal, he dicho África…ese continente tristemente famoso por sus guerras, sus hambrunas, sus desgracias crónicas, su esclavitud y su falta de horizontes. Los hombres blancos que manejan los hilos del mundo siempre me trataron despectivamente, como a una sirvienta pobre. Tampoco me dejaron crecer, ni cumplir la mayoría de edad, ni expresar mis sentimientos más profundos. Cuando los bárbaros del norte llegaron a mis tierras vírgenes, me sometieron a sus códigos criminalizantes y excluyentes, y obligaron a mis hijos a aprenderse de memoria el abecedario inglés. Les impusieron (además) largas y fatigosas jornadas de trabajo, y les advirtieron con voz altanera y dominante que siempre tendrían que estar a las órdenes del hombre blanco, so pena de castigarlos con la cárcel o de pegarles un tiro de gracia en la cabeza.

Mis hijos no han tenido nunca nombres propios, ni autonomía plena, mis hijos no conocen otro idioma que el de la esclavitud y el hambre…y ese odio visceral que los colonizadores blancos les inyectaron, como un veneno inextinguible, en los ríos de sangre que desembocan en el corazón. Ellos los obligaron a pedir socorro mediante desesperados gritos de SOS. Ellos les trajeron todas las desgracias. Ellos les trajeron el hambre, las guerras, las enfermedades y hasta la prostitución de sus mujeres. Ellos les impidieron convertirse en países prósperos y desarrollados. Ellos pisotearon con saña todos sus derechos humanos y los obligaron a emigrar hacia otras tierras. Ellos robaron todos los sueños de mis hijos y después los arrojaron a las aguas infernales del Estrecho. Ellos son los que siguen negociando las largas travesías del Sáhara y los peligrosos viajes en pateras hacia el paraíso europeo…donde (por cierto) he comprobado que también hay millones de seres infelices, que malviven en el umbral de la pobreza, y a los que solo se les dedica un reducidísimo espacio y unas gotas de tinta en las últimas páginas de los periódicos occidentales.


Lo que quiero decir (en definitiva) es que soy el continente de los apestados…Y que mi nombre huele a ceniza de difunto, a palmera sin agua muriéndose de sed en el desierto; a fosas comunes con millares de hijos míos pudriéndose sin saber por qué, bajo un cielo morado como la gangrena…Tengo árboles frondosos, ríos cristalinos y montañas donde el tiempo anida desde hace más de veinte siglos. Pero el aire que respiran mis pulmones sigue oliendo todavía a excremento y a vómito, a orina de varias noches corrompida en las escupideras, a panes mohosos que no quieren en ninguna parte del mundo; a fango negro de cloacas sin desembocadura y a oficinas inglesas del siglo XIX, donde todavía los señores blancos toman puntualmente el te de las cinco de la tarde.

Yo soy el continente trágico, el amargo, el dolorido; el continente sin papeles que arrastra a duras penas todas las cruces del mundo. El continente maldito, donde hasta los pájaros lloran de tristeza…el continente marginal, cuyo rostro nadie quiere ver, por miedo o por vergüenza. El continente donde los campos están completamente estériles de regarlos con el vómito rojizo de la sangre y la lluvia imperceptible de las lágrimas. Soy uno de los continentes más rico, pero todos los países poderosos vienen a llevarse el oro, el petróleo y los diamantes que permanecen ocultos en mi oscuro vientre…Y por si fuera poco, mis hijos pasan hambre, mueren en los conflictos bélicos que los blancos alimentan y tienen que jugarse las vida en las pateras, si quieren encontrar esa felicidad de cuarta clase que los gobiernos europeos le otorgan a los sinpapeles.

Selene

Nombre de missatges : 225
Fecha de inscripción : 01/06/2009

Veure perfil de l'usuari

Tornar a dalt Ir abajo

Veure tema anterior Veure tema següent Tornar a dalt


 
Permisos d'aquest fòrum:
No pots respondre a temes en aquest fòrum